La privatización de Repsol

Posted on abril 20, 2012

5



En la página de Repsol hay datos interesantes sobre el proceso de privatización de Repsol. Con esa información y la que se obtiene de la  Comisión Nacional de Energía, podemos construir una secuencia casi completa del camino de privatización de esta gran empresa de origen público-español y de presente privado. Me ha faltado por descubrir cómo fue la privatización de un 2,9%.

La empresa se creó en 1987 para reordenar el sector petrolífero, según se dice.  Pero, a tenor de las prisas que se dieron en privatizar, más parece que la reordenación se hiciera para hacer un bocado más apetecible al capital en época de sed de acumulación. Dos años más tarde, empieza el festín.

Sólo en ocho años, la empresa pasó del patrimonio de todos los españoles al patrimonios privados. En una entrevista de 2011, Felipe González dijo que tenía como 2.000 euros en acciones. En sus gobiernos, pese a la idea errónea de que las privatizaciones fueron realizadas por Aznar, se privatizó el 90% de esta empresa y se lanzaron los procesos de privatización que todos conocemos, que se estudiaron en su momento en este blog, encajándolo en el modelo interpretativo del blog. La estructura accionarial, después de las continuas compreas y ventas, actualmente queda así.

¿Cuánto dinero recibimos los españoles por esta expropiación, de la que no nos defendió ningún gobierno español?. Es muy difícil saberlo, porque no hay datos para todo. Si tenemos en cuenta, los datos ofrecidos para las OPVs (Ofertas Públicas de Venta) de 1993 y 1995, observamos que se vendió un tercio de la empresa por 1.900 millones de euros de aquella época. Con su valor bursátil de hoy, ese tercio cuesta más de 6.000 millones, teniendo en cuenta que el valor de las acciones no se encuentrarn precisamente en su punto más altos después de la nacionalización de YPF. Meses atrás ese tercio de la empresa alcanzó valores de más de 10.000 millones.

Cada acción de unos veinte euros ha dado en los últimos años un dividendo de más o menos un euro. Más del 7% él último año. Tampoco se pueden quejar. En tres o cuatro años esta empresa y cualquiera de las grandes empresas privatizadas obtiene tantos beneficios como para el precio que los compradores privados dieron al Estado. Es como si usted vendiera una casa por el precio del alquiler de cinco años. Mal negocio la venta.

La conclusión que se extrae de estos pocos datos es que las privatizaciones, como las reformas laborales, como las bajadas de impuestos a grandes rentas y sociedades, como la sustitución de la financiación desde impuestos por la financiación por deuda de estas oligarquías… es un magnífico negocio para quienes forman parte de ese selecto club. Es un negocio tan bueno que el gobierno te lo defiende si algún pueblo te lo toca (Argentina) o si algún gobierno extranjero no te lo facilita (Libia). A los pueblos más les vale no privatizar o renacionalizar como ha hecho el gobierno argentino.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Economía, Política