La aventura de preguntarse por qué el mundo es un horror

Posted on enero 7, 2015

0



Alberti: “No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo, encerrado. Su canto asciende a más profundo cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres”.

______

Mandato.

Alguien piensa y escribe buscando razón. Dice Holloway más o menos que no hay otra pregunta ética que no indague sobre las causas por las que el mundo es hoy más que nunca un horror o busque la forma en la que podemos construir un mundo menos pavoroso. Y tiene razón, una razón innegable.

Aunque no podamos dedicar nuestras veinticuatro horas del día a esa pregunta, deberíamos pasar algún tiempo rondando esa interrogación.

_____

Dificultad.

Pensar no es fácil. Algo nos empuja a buscar auténticas ideas que expliquen por qué en el mundo hay tanta amenaza, tanto hambre, tanta dolor, tanta tortura, tanta humillación, tanta inconciencia, tanta muerte, … para escapar de ese asombro difuso, confuso, esquivo. Pero el esfuerzo tiene pocas veces recompensa que no sean peregrinas ideas que apaciguan poco la desasosegante perplejidad que convive impotente con la amenaza, el hambre, el dolor, la tortura, la humillación, la inconciencia, la muerte, … No es fácil.

Es más fácil aprenderse los catecismos con respuestas para todas las cuestiones. También es más fácil evitar esas cuestiones, expulsar la más mínima sospecha de que moralmente hay culpas en nuestra acción o en nuestra omisión para que esta enorme urdimbre en la que nosotros somos un hilo aplaste la vida de otras personas, también la nuestra.

Escribir tampoco es fácil. Iniciar la expresión de alguna idea volátil a veces es un vértigo y avanzarla en esa expresión es una cuesta a cada palabra. Al final de cada esfuerzo para cerrar la exposición de esa idea, en el respiro también rondan las preguntas “¿para qué escribir?”, “¿sirve a alguien o algo que no sea el amor propio de quien escribe?”, “¿sirve de algo que las personas con inquietud intelectual se muevan desorientados en lo etéreo buscando un pensamiento que comprenda la realidad como punto de gravedad cuando ese conocimiento probablemente no tiene ninguna utilidad para la orientación social porque la sociedad tiene fuerzas ciegas e impermeables a cualquier luz?, …

Benedetti: “Cantamos porque el sol nos reconoce y porque el campo huele a primavera y porque en este tallo en aquel fruto cada pregunta tiene su respuesta”.

_____

Herramienta.

La realidad es un inmenso universo. Nuestra percepción es una reducción, pero la interpretación construida sobre esa percepción es multidiversa, multidimensional.

Son tantas las herramientas de comprensión de la realidad inmensa, muchas veces contradictorias en sus sugerencias, que la multidiversidad también apoca. ¿Cuántas propuestas valiosas se me escaparán?.

Las categorías con la que pensamos el mundo muchas veces son obsoletas herramientas de talentosas personas que probablemente acercaron su percepción reducida a la realidad inmensa. Esas herramientas no sólo pierdan eficacia con el cambio de la realidad sino también por la menor habilidad de quienes dotados de menor talento hacemos uso de ella.

La herramienta a veces nos alcanza manoseada por varios intermediarios entre el talentoso descubridor y nuestro humilde esfuerzo de comprensión, de modo que se convierten en esos catecismos que más que ayudar a la comprensión nos dictan una interpretación tozuda y valdía de la realidad.

_____

Moda.

Dentro de las sociedades hay mecanismos de creación de modas de pensamiento, formas habituales de pensar, tan habituales que los que pensamos dentro de esos parámetros ni siquiera somos conscientes de la subordinación. Un ejemplo de esas categorías atantes es el concepto de “nación”, creación histórica de los últimos siglos, pero arraigado de tal manera que nos resulte natural pensar que los españoles o los mexicanos son de una determinada forma o que piensan de un determinado modo. Hay proyectos de agrandamiento de naciones, proyectos de escisión, de creación de nuevos estados nacionales sobre la base de supuestas naciones preexistentes, negación del derecho de manifestarse como nación o de estatalizar naciones, … La política es difícil de concebir sin los estados nación, ni las políticas interiores ni las relaciones entre estados.

Igual que hay categorías casi universales de la que se desprenden puntualmente algunos esfuerzos por aprehender la realidad, hay categorías de pensamiento crítico que crean una ilusión de comprensión sin penetrar profundamente en la realidad. El pensamiento socialdemócrata es una clara muestra de esos espejismos, apto para muchos públicos. Su capacidad de cautivar la conozco bien, porque mucho tiempo viví dentro de esa cueva.
___

Opción.

¿?.

Anuncios
Posted in: Uncategorized