Más sobre la estrategia del grupo PRISA-PSOE para consolidar la alternancia en el bipartidismo

Posted on marzo 17, 2013

3



Hace unas semanas EL PAIS quería asociar PP y la violencia de estrema derecha, con el caso del asesinato de Yolanda González en 1980. Informaba a sus lectores de que el asesino, Emilio Hellín Moro, militante de Fuerza Nueva —partido de extrema derecha que dirigía Blas Piñar trabaja de asesor para la Guardia Civil. Sin embargo, luego nos enteramos (fuera de EL PAIS de que los contratos del asesino procedían de la época de Alfredo Perez Rubalcaba en el Ministerio de Interior.

Hoy EL PAIS quiere recuperar la memoria del NO A LA GUERRA (la de Irak, pues en el caso de la Guerra de Libia no hubo ni famosos actores, ni grandes medios, ni grandes partidos en contra) para propiciar ese movimiento pendular entre PP y PSOE. Usa un vídeo de torturas de soldados españoles en Irak, guardado celosamente durante diez años. Gracias al periodista Gervasio Sánchez, colaborador con EL PAIS mucho tiempo, nos enteramos de que esos sucesos ocurridos durante los meses de transición Aznar-Zapatero fueron denunciados a EL PAIS y a Bono en su tiempo y que no fueron investigados.

Mientras a la gente bien nacida le duele la guerra imperialista, los crímenes de guerra y los beneficios que los occidentales (también de a pie) sacamos de ella, a esas cloacas que nos informan y nos gobiernan sólo les interesan los casos de tortura en las guerras por los recursos (la guerra siempre es un monstruo y dentro de ella ocurren miles de atrocidades, aunque en esta época haya una arcangelización del humanitarismo militar) si pueden ser usados en sus estrategias miserables, como el fomento de un lado del bipartidismo (ocultando la mierda que lo compone) y el envilecimiento del otro (concentrando en él los males duales).

Estas estrategias mediáticas tienen paciencia y objetivo a largo plazo. No buscan que el PSOE hoy mismo salga del fondo del pozo en el que se halla metido. Es una lluvia constante que consolida al electorados fiel y recupera al electorado desencantado, por supuesto en un marco político sólo electoral, en el que parte de la sociedad apuesta por un mal menor (mejor dicho aminorado) frente a un mal mayor (acrecentado).

Así, sólo el PP tiene vínculos con asesinos de ultra derecha (los GAL nunca existieron), sólo el PP hace guerras (la primera Guerra de Irak o la Guerra de Libia o la Guerra de Hollande en Mali son buenas), sólo el PP hace reformas laborales (González no gobernaba en el 94 ni Zapatero en 2010), sólo el PP rebaja la prestación de desempleo (González no lo hizo en el 92), sólo el PP rescata privatiza (Seat, Repsol, parte de otras se privatizaron después del 96), sólo el PP perdona impuestos a ricos y aumenta el IVA (las reformas fiscales de Solchaga y Solbes las hicieron Rato y Montoro), la policía sólo pega cuando gobierna el PP.

Anuncios
Etiquetado:
Posted in: Política