El gravamen excepcional de solidaridad sobre rentas muy altas de Hollande

Posted on octubre 20, 2012

8



En España hay medios de comunicación que hacen una idealización de Hollande. De esa forma, muchas personas que empieza a romper sus fidelidades pretéritas con el pesoísmo por el descontento hacia los recortes, las ayudas a bancos y las reformas (laboral, de bancarización) suspiran pensando que el pesoísmo tiene remedio si cundiese en España el ejemplo de Hollande.

He expresado muchas veces que la crítica al pesoismo debe ser ir a las raíces y comprobar que se ha convertido en un partido de contrarreforma neoliberal lenta, que se diferencia del pepismo en el ritmo y en la gesticulación, que no aspira ni al socialismo ni al capitalismo con estado del bienestar. Sus burocracias han secuestrado el partido, sus bases viven en un incierto deambular por los tiempos históricos. En esa crítica he apuntado argumentos que se recogen en cientos de artículos de este blog: sus reformas laborales, sus reformas tributarias, su reforma constitucional para constitucionalizar el déficit cero y priorizar el pago de la deuda sobre otros gastos, sus privatizaciones, su contribución a la inclusión de España a la OTAN imperialista, su defensa de la figura de la Corona, su mantenimiento de los privilegios de la Iglesia.

Sin embargo, los medios del pesoismo (La Sexta, Cuatro, SER, El País, Diario Crítico, Público) siguen con su bombardeo de noticias para convencer a incautos de que el pesoismo es sustancialmente diferente al pepismo, de que el pesoismo forma parte de un bloque social (Cumbre Social) que se opone a las medidas para establecer un capitalismo más excluyente, …

Dentro de esa estrategia el icono de Hollande es una pieza clave en el momento presente. Se le idealiza (diciendo que se trata del retador de Merkel, que es el promotor del crecimiento , sacralizando la idea del crecimiento venenoso, y ¡que es socialista!) y luego se insinúa la posibilidad de que el pesoismo de mayor sea como la versión edulcorada de Hollande.

Dentro de la idealización de Hollande le dan bastante importancia al incremento del tipo del 75% del impuesto sobre la renta de las personas físicas para rentas superiores al millón. Pues les traigo el razonamiento que se hace en el proyecto de ley de presupuestos de esa medida:

De conformidad con los compromisos asumidos por el Presidente de la República, este artículo (8 de la ley de presupuestos) establece una tributación temporal de los beneficiarios de rentas muy altas del 75% para contribuyentes con rentas superiores al millón de euros, dentro del esfuerzo por reducir el déficit público que el presidente pidió a todos los franceses.

Dado su tamaño, este esfuerzo excepcional sería limitado en el tiempo, estas disposiciones se aplicarán a los periodos impositivos de 2012 y 2013, dos años marcados por la importancia del esfuerzo conjunto de la consolidación fiscal. Se generaría una recaudación de 210 millones en 2013.

Pueden ver en esa justificación que se trata de una medida temporal, sólo para dos años, para contribuir al esfuerzo pasajero  de “consolidación fiscal”. Los ricos franceses podrán seguir fabricando sin cosquillas sus grandes fortunas después de hacer ese pequeño sacrificio.

Además de la temporalidad, quisiera que se fijen en la cifra a recaudar en 2013. Son 210  millones. Vista en solitario, quizá no ofrezca ninguna deducción, pero les doy datos para que la entiendan. La subida de 7 puntos en el IRPF de las rentas superiores a 300 mil euros de Rajoy (también temporal para 2012 y 2013) recaudaría según GESTHA 464 millones anuales. Eso quiere decir que la medida en un país con 20 millones más de personas que España, con una renta per cápita mayor, con más ricos, … tal y como se define recauda menos que la medida de un gobierno que estigmatizan los mismos medios que ensalzan a Hollande por esta medida.

El titular en PÚBLICO podría ser: “El incremento del IRPF a los ricos de Rajoy recauda más dinero que el de Hollande”. En el desarrollo podría poner: “El impuesto en los dos países se recaudará sólo durante los años 2012-2013”.

Tal y como se define, son cosquillas temporales para los ricos franceses. Pueden estar tranquilos Bernard Arnault con sus 41 mil millones de dólares, Liliane Bettencourt con sus 24 mil,  Francois Pinault con sus 13 mil y los otros ricos franceses con un “socialismo” así. Pueden estar tranquilos los millonarios del mundo con estos “socialistas” en Francia, en España y donde sea, que son promovidos por ellos mismos y por sus medios, que ya ni son socialista ni son socialdemócratas.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Política