La agenda integrada de contestación y proposición

Posted on junio 4, 2012

10



Por las horas que son debería pensar en acostarme, en lugar de empezar a escribir una invitación a crear una herramienta de integración de acciones de contestación. Pero a veces el empeño puede más que la disciplina.

Una de mis lamentaciones constantes es la atomización de las fuerzas populares de contestación y proposición. No sólo somos débiles, sino que estamos dispers@s.

He considerado que deberíamos crear herramientas de colaboración, coordinación, integración, … entre los diferentes movimientos sociales que protestan contra las agresiones procedentes de los poderes o que proponen otra forma de organizarnos socialmente, inspirada en otros principios y valores. Ya sean plataformas que se oponen a un plan general de ordenación, asociaciones feministas que condenan un atentado contra la vida de una mujer, movimientos de protesta contra las prospecciones petroleras o contra la construcción de un puerto caro y absurdo, propuestas de creación de bancos de tiempo o de cooperativas de productores agrícolas y consumidores, organizaciones con un programa completo de socialismo y transición a él, …

Parece que cada grupo trabaja en su pequeña burbuja. Parece que su zona potencial de extensión se circunscribe a los amigos y conocidos de los que ya forman parte de grupo. Parece que los colectivos hermanos no sienten curiosidad fraternal y encierran sus energías en su entidad, que funciona igualmente como círculo aislado de los otros conjuntos.

Sé que algunos individuos permeabilizan y favorecen la ósmosis, pero, sin intención de dar lecciones, opino que habría que estrechar los lazos entre todos esos equipos para potenciar las acciones de cada uno de ellos y para organizar de forma interconjunta acciones de contestación y proposición.

En la última acción a la que acudí, la pitada al Gobierno de Canarias, convocada principalmente por los funcionarios, pensé que en aquella oportunidad única de gritar “Ya está bien” a los políticos delante de sus caras faltaban muchos colectivos que igualmente están afectado por la deriva tan antisocial que ha adoptado el sistema social como consecuencia del desmoronamiento del modelo de producción. No estaban allí los estudiantes, ni los defensores de la sanidad, ni la ciudadanía en general por no seguir identificando a sus partes.

La convergencia de movimientos sociales es fundamental para el fortalecimiento de las células y del organismo. En una época histórica poco propicia para articulación de la sociedad civil por los efectos devastadores del tipo de economía no fabril, de las ciudades estamentadas, las viviendas individualizadoras de las familias, la desaparición de los patios, la propaganda permanente de las pantallas del sistema, … es muy necesario la construcción de espacios colectivos y sociales. Cada llamamiento de cualquier grupo es una oportunidad para manifestarnos hacia toda la sociedad y las instituciones, pero también es una espacio para hablar con las personas que sufren el modelo de sociedad, para crear vínculos, para organizar.

Todos los grupos implicados con la protesta y la propuesta merecen un homenaje. Pero en la difícil tarea que tienen entre manos hay también un deber táctico de hermanamiento con otros emprendimientos de esperanza.

Mi voz es chiquita. Mi pesimismo nunca permite que vuele la euforia. Pero me propongo hacer un trabajo de identificación de grupos de acción. Empiezo colgando una agenda de contestación y proposición, en la que apuntaríamos todas las acciones de concienciación, organización, manifestación, … de los diferentes grupos.

Es difícil que una iniciativa así funcione, pero quiero al menos imaginarme como podría funcionar. Los diferentes grupos de protesta y propuesta y otras personas irían creando una agenda integrada de acciones. Cada grupo con autonomía apuntaría sus acciones. Le serviría como publicidad. Pero también contribuiría a la difusión de la agenda completa, con lo que se hace publicidad a sí mismo, pero también a todos los demás. Finalmente, esos grupos contribuirían a hacer publicidad dentro de su red de las acciones de los otros grupos, sabiendo que los otros grupos harían igualmente extensión de sus acciones.

Sería una forma de que todos supiésemos lo que estamos haciendo todos para apoyarnos un poco al menos.

Se podrían crear otras herramientas integradoras, como un pequeño periódico de reseñas sobre las acciones desarrolladas. También podrían organizarse asambleas conjuntas, como las del intento de SOMOS MÁS.

Es muy probable que los hechos arruinen iniciativas de trabajo que enreden a las redes existentes, pero hay que intentarlo. ¿Se imaginan que nuestra sociedad civil sea capaz de crear un programa permanente de acciones de los movimientos contestatarios y propositivos?. ¿Se imaginan que personas que no se han acercado a los movimientos sociales hasta ahora, un sábado por la tarde se debata sobre meterse en un centro comercial para ver la nueva generación de video-juegos o ir a un evento del Ayuntamiento con música canaria o acudir a una asamblea del 15M o participar a una manifestación que proponen los ecologista o asistir a una conferencia sobre el glutten de un grupo sobre alimentación sana o ayudar a una cooperativa agrícola a recoger las papas?. ¿No sería maravilloso robarle los feligreses al mercado o a las instituciones estupidizadoras para avanzar en la construcción de otra cosa, en una sociedad donde el consumo y la delegación sean sustituídas por la participación y la autonomía?.

A partir de hoy este blog tendrá una nueva página que enlaza con la agenda contestataria.

Anuncios
Posted in: Política