La falsa compensación de las becas a estudiantes de la Comunidad Autónoma de Canarias

Posted on junio 2, 2012

5



Estamos acostumbrados a que las instituciones se quiten las culpas y se las carguen a otros: a los anteriores (Rajoy descarga su responsabilidad en la herencia recibida, pero los psocialistas también nos explican que la burbuja se creó en tiempos de Aznar); a las otras instituciones (el desvío del déficit de 2011 fue atribuído por Montoro a las Comunidades Autónomas; las Comunidades Autónomas responsabilizan de los recortes anunciados estas semanas con los planes de de equilibrio económico y fiscal al Estado); al otro partido (el PSOE cuando gobierna en Comunidades Autónomas dice que la gravedad de los recortes del PP se deben a su intención de derribar el Estado del Bienestar; el PP manifiesta que los desajustes provocados por los derroches y la falta de rigor del PSOE obliga a hacer mayores sacrificios; CiU se acuerda de lo malo que es el sistema de financiación de PP y PSOE para Catalunya; el PSOE rompe el pacto de gobierno con UPN en Navarra porque hace recortes; hasta Izquierda Unida se ha sumado a la justificación de los recortes propios con la perversión del Gobierno Central del PP, sin recordar ya las responsabilidades-también del PSOE en las que antes insistía), a la crisis (huérfana de cualquier paternidad, aunque el crecimiento económico demencial era por todos apropiado). Ninguno tiene responsabilidad propia; las culpas siempre son ajenas.

Si las culpas siempre son ajenas, los discursos son igual de maniqueos cuando declaran los esfuerzos suyos para evitar que los recortes sean los mínimos o para compensar los recortes que las otras administraciones imponen. Estas medallas se las han puesto muchos Consejeros de Comunidades Autónomas que dicen que no subirán las tasas universitarias, que no aumentarán las ratios, que no aumentarán las horas lectivas, que prestarán como servicios sanitarios autonómicos los que el Estado suprima como estatales, … Lo cierto es que los planes de equilibro presupuestario del Estado o de las Comunidades Autónomas no son precisamente unos programas de mucho progreso, que digamos. Recuerdo que cuando salió el Plan Económico Financiero del Estado pensamos que por fin conocíamos el programa político de Rajoy. Sin embargo, cuando se han publicado los autonómicos, los tertulianos amigos del PSOE no hacían la misma insistencia sobre el programa de Griñán, por ejemplo.

Todo esto viene porque hoy leo en un periódico de Tenerife que el Director General de Universidades de Canarias se compromete a compensar las rebajas en las becas que haga el Estado. En otro artículo estudié los planes para modificar el sistema de becas. Si el Estado reduce el importe de la becas y la Comunidad Autónoma se supone que con este compromiso de compensar debería aumentar la partida de becas autonómicas en la cantidad reducida por el Estado. Pero no. El Director General se compromete a mantener los fondos autonómicos destinados a las becas tal y como estaban en 2012. Es decir, no compensará nada.

En este juego de echar culpas al otro y de vestirse con trajes de piadoso, el rigor no es el fuerte de los oradores. Este buen señor habla de 8,4 millones para 2012 y para 2013. Si nos vamos a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias de 2012 encontramos que el programa de 323A de Apoyo a los Estudios Universitarios dispone 7.567.942 euros para la línea de actuación de ayudas. Pero si nos vamos a los Presupuestos de 2011 la cifra era mayor 8.605.502 euros. Una bajada de más de un 12%. Ya veremos en los de 2013.

Además, difícilmente una Comunidad Autónoma como la canaria podría compensar los recortes en becas del Estado. El Estado en 2011 presupuestó más de 600 millones para becas universitarias. Teniendo en cuenta la población canaria, serían más de 30 millones.  Comparando las cantidades autonómica y estatal, compensar reducciones estatales podría ser muy gravoso para un gobierno regional con otras prioridades, como mantener la RIC, una deducción de cientos de millones a ricos.

También indica que va a refundir todas las modalidades de becas en una categoría para llegar al máximo número de estudiantes. Habría que ver a qué se refiere. Pero pinta feo. Las modalidades no se inventaron por capricho de reducir el número de alumnos beneficiados. Copiando el sistema nacional de becas, el diseños de las modalidades tiene la finalidad de adaptar la ayuda a las condiciones del alumnos, ya que no es igual un alumno hijo de una persona que tiene la mala suerte de estar parada (a quien se le da la ayuda compensatoria o de lucro cesante) que la hija de una familia que más o menos tira hacia adelante; no es lo mismo la situación de una chica del Hierro que se tiene que venir a Tenerife, que la de un señor mayor que quiere estudiar al llegar a la jubilación y vive en La Laguna.

Modalidades de becas en el sistema actual.

1. Beca de residencia y transporte aéreo o marítimo:

2. Beca para libros y material.

3. Beca de transporte.

4. Beca de matrícula para subvencionar el precio fijado por los servicios académicos correspondientes a la matrícula de las asignaturas del curso 2011-2012 y ayuda al pago de los precios públicos para el acceso a la universidad para las personas mayores de

25, 40 y 45 años.

5. Ayuda compensatoria, por la merma de ingresos de naturaleza laboral al estar estudiando enseñanzas conducentes a títulos universitarios oficiales.

6. Ayuda de proyecto fin de carrera.

7. Beca de excelencia.

Ahora que algunas facultades están ocupadas por asambleas de estudiantes en protesta por los recortes, es bueno que se vea la verdad y se limpie el engaño que consiste en hacernos creer que ellos (los unos, los otros, los otros) son los buenos y son merecedores de recibir los votos, a pesar de que con unos, con otros o con otros todo sea semejante. Debemos saber que sólo habrá cambio cuando el pueblo sepa rearmar su consciencia y su organización y sepa distinguir a los siervos de los poderes económicos de los servidores del pueblo.

Anuncios
Etiquetado: , ,
Posted in: Política