Sobre la desconfianza hacia el 15M en la izquierda

Posted on mayo 11, 2012

8



Es una pena que los hermanos no sepamos reconocernos.

Toda mi vida he estado al lado de los sindicatos en las movilizaciones y las huelgas contra las reformas laborales o de las pensiones, ¡NO AL REFORMAZO!; al lado de las asociaciones prosaharahuis pidiendo la autodeterminación de aquel pueblo y protestando contra los abusos marroquíes; al lado de las asociaciones que han promovido las protestas contra las guerras imperialistas en Palestina, Afganistán, Irak, Libia, ¡NO A LA GUERRA!; al lado de los trabajadores públicos cuando han reclamado contra recortes en los servicios públicos, ¡NO A LA LOU!; al lado de los ecologistas cuando protestaban contra algún proyecto destructor del territorio o del medio ambiente, derrochador de recursos; al lado de las movilización contra la xenofobia en los años en los que la burbuja inmobiliaria atraía trabajadores de países expoliados.

Siempre he protestado contra las reformas tributarias regresivas, contra la Reserva de Inversiones de Canarias, contra los privilegios de la Iglesia, contra cualquier monarquía, contra la amnesia colectiva, contra los medios de comunicación, …

Siempre he simpatizado con el PCPE, con la CNT, con la CGT, con Solidaridad Obrera, con el Cobas, con las juventudes comunistas, con Izquierda Unida, con Attac, …

Siempre he procurado desenmascarar las políticas neoliberales del PSOE. He criticado los errores de Izquierda Unida o de los sindicatos mayoritarios evitando facorecer las campañas de descrédito contra ellos.

En este tiempo histórico, me he acercado a Juventud Sin Futuro, a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, a las asambleas, a las manifestaciones en las que han recibido agresiones policiales, a los Stop a los desahucios, Madrilonia, radios comunitarias, DRY, movimientos sociales locales vinculados al 15M… Es cierto que dentro he descubierto personalidades difícilmente encajables en la izquierda, no es algo totalmente puro. Pero en general es un nuevo compañero de oposición al proyecto de rediseño regresivo del capitalismo y en alguna de sus representaciones es superador del capitalismo.

La composición del 15M.

Con un año de vida, es merecedor de tanta o más confianza que movimientos sociales anteriores. En la relación con personas del 15M encuentro muchos desencantados precisamente por el agotamiento de los viejos actores de las reivindicaciones populares, personas con convicciones profundas, o personas que tienen una doble militancia en grupos de izquierda y el movimiento 15M. También es un movimiento que ha reanimado a muchos anarquistas y libertarios arrinconados socialmente desde hace décadas.

Incluso Democracia Real Ya (la parte del 15M que ofrece más dudas dentro del 15M) en Santa Cruz de Tenerife se compone de bastantes personas con una honestidad para mí fuera de dudas. No puedo hablar de lo que es DRY en otros lugares porque no la conozco. Me parece injusto que le contagien a ellos, a toda DRY o al movimiento (en el que DRY es una parte insignificante) el defecto de otros elementos que han estado dentro de Democracia Real Ya y no representan para nada ni a DRY ni mucho menos al 15M.

Los defectos del movimiento.

Con todo, la identificación de elementos corrompidos dentro del sistema podría ser bastante saludable para la depuración, desde dentro y desde fuera. Toda contribución en ese sentido se podrían recibir con gratitud. En cambio, la confusión del todo limpio con una parte sucia o los intentos de desacreditación de un movimiento complejo y en general positivo por unos pocos puntos negros son adversos a la posibilidad de que por ahí surja el brío popular que parece que actualmente no tiene muchas otras oportunidades de brotar. Sería bueno que esas personas que desde la izquierda conceden gran valor a mensajes de desconocimiento o difamación asistieran a las asambleas, que concurran en las manifestaciones, que lean o escuchen los medios del 15M antes de situarse en posiciones condenatorias.

El hecho de que grupos de intelectuales como Hessel o el Grupo Reacciona o de medios como EL PAIS o PUBLICO hagan campaña informativa suele ser entendido por algunas personas condenadoras como evidencia de que el movimiento 15M sólo quiere desactivar las fuerzas transformadoras de la sociedad. Sin embargo, dentro del movimiento se ve precisamente como un intento del sistema de capturar las energías transformadoras que el movimiento tiene. La personas que quisieran la transformación social domesticando o superando el capitalismo deberían más bien ayudar al movimiento a liberarse de esa atracción que estos medios efectúan, contribuir precisamente a que el movimiento se posiciones en las posiciones menos conservadoras y más reformistas/revolucionarias.

También se encuentran pruebas en los medios que maneja el movimiento 15M. La verdad es que no sé muy bien de qué hablan. La cartelería que se suele poner en las calles no tiene nada que ver con la cartelería de la publicidad del capitalismo o de los partidos en elecciones. Son folios fotocopiados por grupos autónomos. Gran parte de la acción se realiza en las redes sociales o en las plazas, medios de movimientos sin recursos.

Siglos de división, intelectuales.

En el siglo XIX ya vimos la división de anarquistas y socialistas; en el siglo XX el socialismo se dividió en dos, el socialdemócrata y el comunista. En cada una de esas tres familias hay mucha diversidad. Se ha demostrado que la diversidad no es fácil de gestionar. Muchas veces todas las familias y subfamilias han invertido más fuerzas en combatirse que en enfrentarse al capitalismo ordinario o al fascismo. Quizá deberíamos rebajar un poco la desconfianza entre nosotros. Aunque tengamos diferencias y en algunas acciones las diferentes familias no puedan coordinar/cooperar/colaborar deberíamos al menos rebajar el nivel de las acusaciones de unos contra otros, ya que el sistema de poder se persona con todo su poder bien concentrado.

Podría llevar a la reflexión positiva el hecho de que personalidades de la izquierda tan estimadas como Miren Etxezarreta, Federico Aguilera Klint, Carlos Taibo, Rafael Cid, Arcadi Oliveres, Juan Torres López, James Petras, Eduardo Galeano, Pascual Serrano, Julio Anguita, … Se hayan integrado en las dinámicas del 15M.

Conclusión.

Por mi parte, seguiré compartiendo mi energía con los movimientos de toda la vida y con los movimientos nuevos, a no ser que encuentre certezas y no sospechas de contenidos o estrategias desciadas o contrarias a los intereses populares. Al lado de las banderas de siempre y al lado de personas sin banderas pero con cartones manuscritos o con buenas ideas dentro. A quien no sienta que se trata de un movimiento de desvío de las energías transformadoras les recomendaría y pediría que: 1. se acerquen sin prejuicios y con paciencia; 2. que sepan distinguir el defecto de las parte de los atributos del todo; 3. que nos orienten de dónde puede venir la luz en un sistema en el que las personas que escapan de las penumbras no encuentran otra seña.

Anuncios
Posted in: Política