El neoliberalismo acomplejado se ilusiona con Hollande

Posted on mayo 6, 2012

8



Parece que Hollande gana en las elecciones francesas. Alegría entre los simpatizantes del socioliberalismo europeo (neoliberalismo con algunas medidas sociales y avances en derechos civiles). Mientras tanto, los simpatizantes de Izquierda Unida miraban a la subida de la Izquierda Unida de Grecia por encima del PSOE de Grecia, con buenos resultados del Partido Comunista Griego, independiente.

Ignacio Escolar hizo pronto su canto de júbilo por la victoria del psocialista francé. De él tomo la selección de puntos del programa de Hollande por el que él siente envidia. Se olvidó de alguno muy importante, como el compromiso de alcanzar el 3% de déficit público (actualmente en 5,2 frente al 8,5 de España) en 2013 y el equilibrio presupuestario en 2017, empatando con Rajoy en ese objetivo. Importante dato. Su artículo es interesante, ya que muestra el deseo de algunos autores del libro Reacciona (uno de los libros que los poderes mediáticos han señalado como inspirador del movimiento 15M, que afortunadamente recibe muchos estímulos y más interesantes que los de este libro de Escolar, Mayor Zaragoza, Baltasar Garzón, Rosa María Artal, Fermín Bouza) porque el PSOE se redima de sus pecadillos y vuelva a la Moncloa a hacer neoliberalismo con barniz social, y nos salve de Rajoy que ya es peor que Aznar, según Elena Valenciano.

No sé si los programas políticos en Francia tendrán más credibilidad que en España. Si no fuese así, recordemos donde quedaron el programa gris de Zapatero en 2008 y el no-programa de Rajoy en 2011.

Desde luego, la victoria de Hollande es menos lamentable que la de la Sarkozy. Al mismo tiempo se desea que las palabras de los programas y las campañas no se las lleve el viento que le ha subido a los Elíseos, aunque tampoco sean unas palabras muy ilusionantes. Finalmente, me acuerdo de la frase de Petras, que advirtió que Hollande llegaría por la ¿izquierda? y se iría por la derecha.

Teniendo en cuenta que Francia, gobernada unos pocos años por los psocialistas desde que acabó la presidencia de Auriol en 1954 (en la Presidencia (Mitterrand) o en el Gobierno (Fabius, Rocard, Jospin)) y muchos años por la derecha, tiene un estado más laico, más social, más democrático que el español, más bien deberíamos sentir envidia de lo que la sociedad francesa ha sabido exigir a sus gobernantes después de más de dos siglos desde la Revolución Francesa. En España, el Golpe de Estado fascista-militar y la Guerra Civil cortaron la oportunidad de regular la sociedad española en términos semejantes.

Parece que en el momento en el que el capitalismo se reorganiza para recuperar lo que la organización popular obtuvo con largas y duras luchas, hay quien se alegra con la llegada al poder de una sociedad combativa de un gobernante que sólo opone una leve queja (por ahora):  “No tan rápido, no tan duro”. En lugar de ilusionarnos con el arribo del poli bueno, deberíamos continuar la labor de liberar mentes del secuestro mediático, organizar la rebeldía con los partidos y movimientos tradicionales que no se vendieron y con los movimientos surgidos en la frustración social que producen los recortes. Porque no vale conque dosifiquen el ritmo de implantación del nuevo capitalismo, es necesario que exijamos otra forma de organización en la que los países empobrecidos no sufran la dominación y la rapiña, en la que en las sociedades centrales y emergentes no haya patrimonios multimillonarios y personas indigentes, en la que las grandes empresas no sean dueñas y señoras de todo, en la que las generaciones futuras tengan un trocito de futuro.

A mí Rubalcaba nunca me encandilaría. Un neoliberalismo que te gobierna de forma regresiva con sonrisa en la cara y diciéndote que lo siente mucho, que no volverá a ocurrir, que es por tu bien.

A continuación comento en negrita los aspectos que a Escolar le causan envidia. A mí no me dan tanta, más si tenemos en cuenta que incluso ni la derecha francesa ha cedido como el psocialismo en España, quizá porque el sistema económico y social francés sea menos vulnerable a los ataques de los capitales especulativos y a los recortes sociales, desde su posición más central en el sistema capitalista y su ciudadanía más reivindicativa.

1. Subida de impuestos para los millonarios: el tipo máximo del IRPF será del 75%. Cuando en España se subió temporalmente el tipo marginar de las rentas más altas 7 puntos de 45 á 52%, el autor protestó porque era una subida fuera de programa sin valorar lo que de positivo podía haber en la medida. En cualquier caso, después de años de acumulación exagerada capitalista, ya hay que reformular el principio de progresividad fiscal. Ahora hay que buscar una progresividad de excepción para repartir lo acumulado. Después de esa corrección retrospectiva, se podría reimplantar una progresividad ordinaria.

2. Rebajar la edad de jubilación desde los 62 a los 60 años para los trabajadores con 41,5 años cotizados. La subida de la edad de jubilación en España la hizo Zapatero en 2011. La anterior reforma regresiva de las pensiones es de Felipe González en 1985. Conseguir 41,5 años de cotización a los 60 años significa trabajar ininterrumpidamente desde los 18,5 años, cosa bastante poco probable en los tiempos que corren; menos en España donde el desempleo juvenil es del 50%. Se pueden imaginar la trascendencia.

3. Subir el salario mínimo por encima de la inflación. Según EL PAIS se trata de indexar la actualización de salarios con crecimiento PIB en lugar de asoaciarlo al IPC. Medida negativa, porque la indexación con el IPC mantiene al menos el poder adquisitivo. El crecimiento del PIB en general inferior al crecimiento del IPC. Pérdida de poder adquisitivo.

4. Derogar la subida del IVA que preparaba Sarkozy. Inobjetable. En España todas las subidas del IVA las ha hecho el PSOE como se puede leer en el resumen de modificaciones de este impuesto en este blog.

5. Que las rentas del capital paguen lo mismo que las rentas del trabajo. En España, la diferenciación entre estas dos tributaciones fue establecida por Pedro Solbes en 2006.

6. Legalizar el derecho al matrimonio y la adopción de los homosexuales. Medida inobjetable. En España este avance es un mérito del PSOE, pero también de los grupos a su izquierda que siempre llegan a donde el PSOE e irían más allá.

7. Que las empresas que se lleven sus fábricas fuera de Francia tengan que devolver las ayudas públicas recibidas. Medida muy chovinista. Más bien habría que averiguar por qué se le dan ayudas a las empresas y a las familias más vulnerables le ponen lastre.

8. Reformar el BCE para que el crecimiento y el empleo sea también un mandato prioritario en la política monetaria. Poner en marcha los eurobonos. Habrá que ver en qué se materializa. No aparecen ni los préstamos a Estados con prioridad sobre los bancos ni la regulación de productos financieros ni la tasa a las transacciones financieras. Tampoco se indica la necesidad de fortalecer los fondos de cohesión.

9. Crear un banco público de inversión para el desarrollo de las pequeñas empresas. Idea que plantea también la izquierda española. Recordemos que en el gobierno de Zapatero se inició la actual privatización de las cajas. Incluso en esa situación, se le ha recomendado a los gobiernos de España el uso del ICO para obtener financiación barata en el BCE y llevarla a la empresa, consejo desoído. El punto de partida de Francia es más positivo porque le queda banca pública.

10. Reducir la producción de la energía nuclear del 75% al 50% y potenciar las energías renovables. El país de la energía nuclear con cualquier gobierno de cualquier color.

11. Cambiar la ley Hadopi contra las descargas en Internet. Buscar un modelo que concilie los derechos de los creadores y el acceso a Internet fácil y seguro. En España la ley Sinde-Wert se la debemos a los dos grandes partidos.

12. Reformar la constitución francesa para incluir en ella los principios de laicidad y la separación entre Iglesia y Estado. En España hay un gran partido confesional y otro que no discute los privilegios de la Iglesia.

13. Rebajar un 30% el sueldo al presidente de la República y a sus ministros. Siguen cobrando demasiado: 19 mil euros al mes. En España, al Rey nunca se lo bajan: 25 mil.

14. Que los responsables de la televisión y la radio públicas dependan de una autoridad independiente del Gobierno. En España dependen del Congreso, en teoría.

15. Subir el sueldo a los médicos de la sanidad pública. Zapatero lo bajó en mayo de 201o, desde entonces congelaciones.

16. Construir 2,5 millones de viviendas subvencionadas para estudiantes y rentas bajas durante los próximos cinco años. Habrá que ver cuántas se construyen. En España la VPO nunca amortiguó los efectos de la burbuja inmobiliaria o de la falta de crédito.

17. Rebajar los sueldos de los directivos de las empresas públicas. Está bien. En España tuvo que llegar la derecha que quería aparentar sobriedad para que se produjera.

18. Limitar la acumulación de mandatos en cargos públicos. En España, Alfonso Guerra trabaja en el Congreso desde 1977. ¿Será muy ambiciosa esa ley?. Me temo que no. Los políticos profesionalizados, como Hollande, quieren vivir de la política hasta que encuentran un hueco bien remunerado en la gran empresa.

19. Derecho a voto en las municipales para los extranjeros que vivan en Francia desde hace más de cinco años. En España ya ocurre, cuando haya reciprocidad entre los dos países.

20. Contratar a 60.000 nuevos profesores. En España se descontratan, subiendo la ratio. También en las Autonomías con responsabilidad del PSOE.

21. Regular la eutanasia. Materia con la que los grandes partidos nunca se han atrevido en España.

22. Subida del 15% en el impuesto a la banca. Habría que ver el montante. Si fuesen 1500 millones como el impuestucho a los bancos de Rubalcaba, la promesa reluciría como el oro(pel).

23. Prohibir las stock-options. ¿No las habían prohibido ya?.

24 Prohibir a los bancos tener sucursales en paraísos fiscales. Recuerda a los compromisos de Gordon Brawn y Sarkozy en 2009 de refundar el capitalismo.

25. Obligar a que la banca de inversión –la especulativa– y la de ahorro –la de las libretas y créditos– estén separadas.

26. Retirada inmediata de las tropas en Afganistán. ¿Qué pasó con Libia?. ¿Será para traerlas a Siria?.

Más detalles (en francés) en el programa electoral completo del nuevo presidente de Francia.

Anuncios
Posted in: Política