El sudor represivo del aforado senador Zerolo

Posted on abril 15, 2012

3



En otra entrada se interpretó que la designación de Miguel Zerolo Aguilar como senador se trata de un fraude de ley o de constitución, ya que la principal intención del nombramiento no es el aprovechamiento de las capacidades políticas de la persona en la actividad de la cámara legislativa sino el reaforamiento de la persona con imputaciones en el caso de Las Teresitas, pasando el proceso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias al Tribunal Supremo en Madrid, interrumpiéndolo. En aquel momento me emplacé para estudiar la iniciativa de este senador.

Pues… No pasará a la Historia como el senador más trabajador. En los cuatro meses transcurridos, sus iniciativas se han reducido a acreditar su condición de senador y a declarar sus bienes. Su colega Josefa Luzardo Romano empata en capacidad de trabajo. En cambio, el tercer senador designado por el Parlamento de Canarias, Domingo Francisco Fuentes Curbelo, sí ha hecho 32 preguntas escritas y una en comisión.

Los datos confirma que le estamos pagando un sueldo de más de cincuenta mil euros para que complique la investigación y juicio del caso en el que está imputado.

Durante su aforamiento en el Parlamento de Canarias desde 2003 hasta 2007 sólo participó en una iniciativa, para crear la comisión de investigación de niños desaparecidos. Casualmente, en la única intervención que ha tenido en el Senado, según la base de datos de la Cámara, vuelve a sus preocupaciones por la inseguridad ciudadana con la perspectiva usual en sus círculos sociales. No se preocupa de los delitos de corrupción, como los del caso en el que está imputado, pero sí por los delitos en los que actor es un menor de edad.

Me gustaría formularle una pregunta y una inquietud. La pregunta es si el ministro [de Interior] es partidario de rebajar la edad penal en España.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Política