¿Garzón en Izquierda Unida?

Posted on marzo 3, 2012

17



No me refiero al querido Alberto Garzón, el diputado más joven del Congreso y muchas veces el más maduro. Me refiero al otro, al único e inimitable Garzón, Baltasar Garzón.

Se acabó por ahora su via crucis judicial. Archivo por prescripción en el caso de las peticiones de patronazgo a algunos banqueros que tenían instrucción abierta en el juzgado número cinco de la Audiencia Nacional en sus periplo neuyorkino. Absolución en el caso en el que se le acusó de prevaricación por aceptar la competencia en la investigación de presuntos delitos permanentes de detención ilegal, sin dar razón del paradero, en el contexto de crímenes contra la Humanidad. Condena por prevaricación al ordenar escuchas entre abogados y clientes en el espacio de su defensa a once años de inhabilitación.

¿Qué es de Garzón desde su inhabilitación?. Dicen que prepara su recurso ante el Constitucional y no sé si hacia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. A no ser que reciba un trato preferente el amparo tardaría unos años en resolverse.

Además… Ya se han escuchado voces que piden su indulto. Hay una campaña en Actuable con 82 firmas. Algún columnista seguido de Público también lo ha pedido.

Otra posibilidad era la entrada de Garzón en política. Bueno: la reentrada, pues ya se integró en el felipismo en 1993. No sé si se animará o si algún partido se animaría a darle cobijo, pero tiene algún sentido. Hace unos días le preguntaron a Gaspar Llamazares por la posibilidad de incorporarlo a Izquierda Unida.

Pienso. Tácticamente puede atraer simpatías psocialistas y de progresistas en aguas intermedias. Del mismo modo, repelería a sensibilidades del ala más izquierda de IU. Como los primeros superan en número a los segundos, tácticamente podría ser positivo para esa organización. Estratégicamente sería negativo para la izquierda, porque sería aproximar el discurso y el modelo de IU al del PSOE. La izquierda la debemos construir los ciudadanos de izquierda y no las estrellas allá arriba en lo alto.

Yo soy de los segundos y el fichaje podría ser la gota que colme el vaso de mi decepción. Prefiero un partido sin vedettismo, con asambleas fuertes y líderes de paso, sin concesiones a un socialismo light o promoción de personas con un historial de agresiones a las libertades públicas. Pero quería conocer la opinión de quienes quieran expresarla, sabiendo por experiencias pasadas que cualquier debate sobre Garzón o sus comportamientos despierta sentimientos intensos.

Anuncios
Posted in: Política