De 11,2% á 8,51%

Posted on febrero 28, 2012

6



En la campaña electoral ninguno de los dos partidos alternantes en el poder se centraba su método para reducir el déficit al 3%, tal y cómo se habían comprometido con la Unión Europea, en cumplimiento con el Tratatado de Maastricht. En el no-debate entre Rubalcaba y Rajoy sólo dijeron la palabra déficit seis veces. Lo más cercano a una propuesta de gestión del déficit fue la propuesta de Rubalcaba de pedirle a la Unión Europea un retraso de dos años en la senda de los recortes. Y más que una propuesta de gestión era una propuesta de moratoria.

Sin embargo, era un tema sustancial al tratar. Más que un debate entre ellos, en el que no dicen nada deberían someterse a un “Tengo una pregunta para usted” con derecho de contrarréplica al ciudadano.

Después de conseguir los votos, el déficit, como no podía ser menos, se ha convertido en un tema gravitatorio. Lo fue para la justificación de las medidas del 30 de diciembre, lo fue cuando la agencia de noticias difundió la falsificación, lo es ahora que se detalla ese déficit. Lo será a finales de marzo cuando se apruebe el presupuesto. Lo será en el futuro.

En este artículo sólo quería exponer una idea. ¡Todos los recortes hasta el presente sólo han servido para “consolidar”, como dicen ellos, 2,7% del déficit excesivo de partida de 2009!. Después de todos los recortes habidos ¡sólo 2,7%!.

En este blog se mantiene la tesis de que estos años suponen el aceleramiento de la deconstrucción del estado social en el que las clases dominantes de unos países imperialistas compartían parte de la riqueza con las clases trabajadoras y populares occidentales, como consecuencia de una concesión de las clases dominantes a la exigencia de las clases trabajadoras y populares durante el esplendor del movimiento obrero y como consecuencia también de unas condiciones económicas de energía barata en las que eso era posible. Se trataría de un nuevo paradigma de capitalismo en el que el capital con concentraciones, privatizaciones, globalización se ha reforzado y la clase trabajadora postindustrial, desvertebrada, consumista se ha debilitado.

El déficit en esa estrategia juega un papel primordial, ya que se convierte en justificación que, mientras sea aceptada, permitirá la gestión pacífica de la transición entre paradigmas. Las reformas tributarias regresivas durante los años de burbuja o la permisividad con el fraude fiscal son dos elementos sustentantes de ese déficit fiscal en los que no se fijan los focos. Sin embargo, la reorientación del modelo de vida no se hacia sistemas socialmente más seguros, austeros y cohesionadas de forma pacífica sino hacia sistemas donde la mayorías cada vez son sometidas a crecientes desigualdad, privación de derechos básicos y desigualdad.

En lo que queda les apunto algunos de los paquetes de recortes de estos dos años. Sólo vienen los tres mayores, procedentes del Estado. No se hace relación de medidas antisociales y sin incidencia en el déficit, como la reorganización del sistema de cajas, las reformas laborales o la reforma de las pensiones.

25 mil a 3o millones en las medidas anunciadas a finales de 2009 para 2010.

  • Eliminación de la deducción de 400 euros en IRPF,
  • Aumento del IVA,
  • Insignificante incremento del IRPF en plusvalías,
  • Recorte del gasto.
16.000 millones en mayo de 2010:
  • Reducción de salarios públicos (8000 millones en 2011),
  • Congelación de pensiones contributivas y no mínimas (2300 millones en 2011),
  • Eliminación del cheque-bebé (1500 millones desde 2011),
  • Recorte de la ayuda oficial al desarrollo (400 millones en 2011),
  • Rebaja en inversión (4000 millones en 2011),
  • Reducción de la retroactividad en la mala gestión de las ayudas dependencia a seis meses,
  • Omisión de las subidas de impuestos.

A todos esos recortes puntuales hay que sumarles muchos otros que se han hecho fuera de estos grandes paquetes y los que han hecho las otras Administraciones Públicas, sobre todo en Educación (3000 millones).

FUENTE: EL PAIS

Tampoco la Sanidad, el otro gran servicio del Estado del Bienestar y el otro gran servicio prestado por las Comunidades Autónomas, se queda atrás, con 5.000 millones menos. Con los grandes paquetes estamos hablando de 50 mil millones, a lo que habría que sumar los muchos otros recortes: vivienda, servicios sociales, disminución de empleados públicos temporales. 50.000 millones para reducir 27.000 de déficit, pues lo otros se habrán esfumado con la persistente disminución de los ingreso. Pues todo eso sólo ha servido para descender de 11,2% á 8,51%. Podemos imaginarnos lo que supondrá disciplinar bajar al 0,5% del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza.

De momento y hasta la aprobación del presupuesto definitivo, para este año ya tenemos aprobados los 14.000 millones del paquete de 30 de diciembre de 2011.

  • Mantenimiento del sueldo de los funcionarios y congelación de la tasa de reposición de las plantillas, excepto para las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y para los Cuerpos de lucha contra el fraude de los Ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, y de Empleo y Seguridad Social.
  • Incremento del horario laboral de los funcionarios, que pasa a 37,5 horas semanales en todo el territorio nacional.
  • Reducción de la subvención a los partidos políticos, sindicatos y representantes de empresas.
  • Reducción del presupuesto de RTVE en 200 millones de euros.
  • Reducción del presupuesto de RENFE en 200 millones de euros.
  • Reducción de las subvenciones y préstamos en I+D+i por un importe total de 600 millones de euros.
  • Reducción de las subvenciones de ayuda al desarrollo.
  • Reducción en 400 millones de euros en préstamos participativos a los concesionarios de autopistas.
  • Aplazamiento hasta el 1 de enero de 2013 de la aplicación de la Ley de Dependenciapara nuevos beneficiarios, manteniendo la cobertura a todos los actuales beneficiarios.
  • No renovación de la Renta de Emancipación, manteniendo la cobertura actual, que afecta a 300.000 jóvenes,
  • Eliminación de la financiación prevista en los Estatutos de Autonomía de Andalucía, Castilla y León, Illes Balears y Cataluña.
  • Eliminación de la financiación de infraestructuras en compensación del cese de actividad de la minería del carbón.
  • Aplazamiento hasta el 1 de enero de 2013 la ampliación del permiso de paternidad de dos a cuatro semanas.
  • Subida progresiva en el IRPF.
  • Subida en el IBI.
Anuncios
Posted in: Política