Sociedades inmisericordes con los más vulnerables: relato de una emigración. Advertencias previas

Posted on diciembre 29, 2011

1



El progreso moral de las sociedades se podría medir evaluando la forma en la que trata a l@s más débiles, pobres y vulnerables. También se podría descubrir el grado de progreso de la sociedad comparando el tratamiento que reciben los más ricos y poderos de un extremo y los más frágiles y dominados del otro.

¿Quiénes son los más débiles en nuestras sociedades opulentas?. Los indigentes sin retorno, los inmigrantes sin papeles, las mujeres prostituidas en la marginalidad, los mayores que viven solos y con una pensión de pena. Personas fuera de todo cobijo social, público y familiar.

Intento aproximarme con empatía hacia uno de esos seres maltratados por las sociedades que malbaratan su mirada con lo frívolo o  su ombligo. ¿Cuántas personas debaten con pasión sobre quién es mejor jugador (Cristiano o Messi) y cuántos saben siquiera lo que es un CIE?.

La idea de hacer este relato surgió de la indignación con lo que sucede en los CIEs.  Hemos construído un mundo desigual en el que las personas del mundo empobrecido piensan que se tienen que venir a nuestro mundo de abundancia para disfrutar algo de la vida, del consumismo, de la comodidad. No saben que los que vivimos en este mundo tenemos el propósito navideño (puesto que el relato se escribe en estas fechas de falso buenismo) de reservarnos todo lo bueno para nosotros.

Algunas ONGs denuncian lo que ocurre en esos centros independientemente de gobiernos del PSOE o del PP. Pero nadie les oye. Los bancos y los fondos de inversión están más necesitados de atención y tranquilización.

Pido disculpas por lo pobre que pueda ser el acercamiento a la historia. Yo no estoy exento del defecto social. El relato al final se hace en primera persona. La primera parte usa el argumento de la película “14 kilómetros”, que es la crónica del viaje a través de África más realista que ha llegado a mis manos. Por suerte, los protagonistas no sufren la suerte del hermano de la protagonista de “Retorno a Hansala”, ahogado en el hundimiento de la patera en la que venía. La segunda parte recoge contenidos denunciados por ONGs, historias conocidas en la labor de asesoramiento jurídico a extranjeros realizada en el voluntariado desarrollado en Cruz Roja.

Primera parte. Huida y erosión del sueño.

Segunda parte. Retorno de la pesadilla.

Anuncios
Posted in: Ética