Demasiado PSOE por demoler

Posted on diciembre 21, 2011

11



“Los que votaron al PSOE no tienen motivos para estar preocupados. Rajoy será digno sucesor de las múltiples putadas perpetradas por Zapatero” Paco Arnau, @ciudadfutura en Twitter.

Una de las noticias de ayer fue la circulación de un manifiesto de los chaconistas del PSOE, titulado Mucho PSOE por hacer. Está firmado alfabéticamente, por lo que no se podría saber quién lo lidera. Sobresalen algunos nombres: el de la ministra de la guerra de Libia y de la operación de protección frente a “piratas” y con recursos públicos de los pesqueros que saquean los caladeros pesqueros de un país con Estado fallido como Somalia, Carme; el de un ex-candidato dimitido por el pulso con Almunia, Josep Borrel; el del ministro que tuvo la suerte de hacer las reformas más positivas de la época de Zapatero, Juan Fernando López.

Si lo leen pueden llegar a la conclusión de que por fin los verdaderos progresistas del partido empiezan a decir claro lo que se espera de ese gran partido. Es la idea que intentan trasladar algunos de los medios de comunicación que protegían al PSOE de la mala imagen que daban sus recortes, que magnifican en contrapunto los recortes del otro polo del bipartidismo o que fomentarán una nueva ilusión social con el proyecto renovado.

Mi resumen es muy breve. La consecuencia de la grave derrota electoral que han sufrido es, para estos manifestantes, de la crisis tan severa que estamos viviendo y de la oposición irresponsable que tenían enfrente, que dificultaba cualquier acción. No tienen rubor en reconocer los logros de los gobiernos de Zapatero (matrimonio de personas del mismo género, Irak, TVE, dependientes, paz en el País Vasco, salario mínimo interprofesional, pensiones), pero “lo importante no es señalar quién haya podido equivocarse; esos errores, en mayor o menor medida, y por acción o por omisión, ya forman parte de nuestra trayectoria colectiva”. Ahora que se van a la oposición, reconocen la importancia de establecer la prioridad de combatir el fraude fiscal o de reformar progresivamente los impuestos; la mejora de la democracia representativa con un avance de proporcionalidad o la colaboración con los sindicatos y otras fuerzas progresistas. Eso sí, la redefinición socialdemócrata quieren hacerla compatible con una oposición responsable.

Mi indignación con un partido que en el gobierno aprovecha su inmerecida fama para hacer sin mucha movilización social reforma muy negativas y en la oposición cambia su discurso para recuperar a los desencantados es muy grande. Era cosa sabida. De hecho, el candidato en las elecciones presentaba un programa socialdemócrata precario o socioliberal, mientras el gobierno de sus compañeros apenas semanas antes seguía haciendo reformas laborales, planificando privatizaciones, integrando a España en el escudo antimisiles de la OTAN, …

Ayer por la noche, mientras leía el vergonzoso documento de los arrepentidos, esta redención socialista se convertía en uno de los temas más comentados. Mi indignación me llevó a escribir estas preguntas, que veo útiles todavía:

  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se dieron más 20 mil millones de créditos fáciles FAAF y FROB a bancos?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando Zapatero se reunía con los empresarios que crearon la crisis?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando Sebastián prorrogó cuatro años la vida de la central nuclear de Garoña?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se rebajaba la ayuda oficial al desarrollo mientra se presumía de alianza de civilizaciones?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando los colectivos de memoria histórica le pedían implicación sincera?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando el PSOE (Benegas) se burlaba de IU cuando abordaban en el Congreso la reforma la improporcionalidad de la Ley electoral?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se apaleó a la manifestación laica y se detuvo ilegalmente para amedrentar durante la JMJ católicas?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando el ministro Camacho impuso el estado de excepción en Sol sin declaración?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se reformó la jurisdicción penal universal porque Israel pidió que no se persiguiera a sus genocidas?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se elevó la edad de jubilación a los 67, se abarató el despido, se quebró la negociación colectiva?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando Zapatero apoyó la guerra en Libia o el escudo antimisiles en medio de una grave crisis económica?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se aprobaba el Real Decreto Ley de los recortes?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer cuando se reformó la constitución con sólo dos votos pseudosocialistas en contra y sin referéndum?.
  • ¿Dónde estaba #muchopsoeporhacer en 2006 cuando se hizo una reforma superneoliberal de los impuestos, en 2008 cuando se quitó el de Patrimonio?.

Después de todo eso y mucho más, sinceramente creo que lo que podrían hacer las personas con verdadera sensibilidad social en el PSOE es romper de cuajo. Ese partido está demasiado corrompido y tiene demasiadas amarras con los poderes fácticos como para que los manifiestos de este tipo tengan más utilidad que el engaño a unos millones de personas que viajaran cada diez años desde la ilusión hasta el desencanto.

En los tiempos en los que las sociedades han abandonado la idea de progreso, el PSOE es el peor desactivador de fuerzas positivas. No sólo retiene siete millones de electores que tragan recortes evidentemente de derechas sino que es capaz de atraer a un par de millones de personas más críticas, que harían un mayor favor a la sociedad si inyectan sus energías en la creación de un potente movimiento social que sea capaz de conducir por la senda de la solidaridad, la libertad, la justicia y la igualdad a la sociedad que se va a decohesionar a fuerza de la aplicación continua de un programa de reformas de retroceso.

El PSOE tiene a su servicio potentes medios para que su maquillaje engañe a la sociedad sensible. Como decía Pierre Vilar, las fuerzas históricas están a favor del bipartidismo turnante y regresivo. Sin embargo, no se puede cesar en la denuncia de las campañas del bipartidismo para consolidarse. Un día la suma de muchas voces críticas se convertirá en una semilla que caiga en un tiempo histórico abonado; brotará una nueva fuerza histórica emancipadora que sea capaz de vencer a las actuales fuerzas históricas de sumisión.

Anuncios
Etiquetado:
Posted in: Política