Un debate imaginario: Rubalcaba y Rajoy bajo los efectos del suero de la decencia

Posted on noviembre 9, 2011

7



No vi “el debate” porque no quise comprobar que sería un monólogo neoliberal y mimetizado, en el que los candidatos del bipartidismo no explicarían lo que harían si ganasen las elecciones; lo esconderían detrás de un silencio, de una huída, de una distracción, de una apariencia, de un engaño. Al día siguiente me llegó por Twitter un vídeo del equipo de campaña de Rubalcaba. Forma parte de la estrategia de este partido por animar a algunos de sus electores desanimados a través del miedo, “¡qué viene la derecha!” a recortar los derechos sociales. Para quienes hemos sido vacunados contra esta simpleza, la estrategia del miedo que utilizan nos parece vergonzosa e indigna, pero lo cierto es que hay mucho elector reincidente del partido socialista que minimiza todas las reformas y recortes de derecha realizadas por el Gobierno de Zapatero (abaratamiento del despido, pensionazo, negociación colectiva, salarios públicos, pensiones congeladas, privatización de cajas, guerra de Libia) y maximizan cualquier amenaza de reforma o recorte que pueda hacer en el futuro Rajoy. He querido imaginarme cómo se hubiesen desarrollado esos dos minutos si los candidatos hubiesen sido presas del efecto de un suero mágico que les obliga a decir la verdad, puesto de forma inadvertida en el agua por una de las azafatas. Esta azafata podía haber sido contratada por realización de servicio determinado con el sueldo mínimo interprofesional. Pero  la empresa subcontratada para acomodar a los candidatos por la empresa contratada por la Academia de la Televisión prefirió que trabajara como becaria de aprendiz de azafata. Ella quiso vengarse de esta forma por la precariedad. He aquí el resultado.

Rubalcaba: … ¿Va usted a reducir la prestación de desempleo?.

Rajoy (bajo los efectos del suero de la verdad): Es muy posible, señor Rodríguez Zapatero. No lo tenemos decidido totalmente. Ya sabe que no hacemos estas cosas por empeorar las condiciones de vida de los trabajadores que pierden el empleo. Pero ya sabe que hemos bajado tanto los impuestos (usted lo cifró hace unas semanas en 28.000 millones anuales) y combatimos tan mal el fraude fiscal que no tenemos ingresos suficientes para sostener todas ayudas, pensiones y los servicios tal cual están definidos, más si tenemos en cuenta que tenemos que derivar dinero a rescatar cajas en mal estado financiero o para construir esos trenes de alta velocidad para que los ejecutivos lleguen más rápidamente a casa después de un viaje de negocios.

Rubalcaba (feliz): Lo sabía. Menos mal que lo ha reconocido…

Rajoy: … Eh. Pero usted lo ha planteado mal, señor Zapatero… perdón, Rubalcaba. En el programa del Partido Popular no mencionamos eso. Es una de esas posibles modificaciones que no ponemos, para que ustedes no tengan donde sostenerse en la campaña de movilización de su electorado. Lo que ponemos en el programa es la puesta en marcha de los fondos de capitalización individualizada, que desarrolla la reforma laboral que aprobaron ustedes o ¿no es así?.

Rubalcaba (también bajo los efectos del suero): Puede que tenga razón. La verdad es que no soy experto en derecho laboral.

Rajoy: Eso ha quedado claro al confundir la prestación o el subsidio de desempleo con el fondo de capitalización individualizada del señor Corbacho.

Rubalcaba: ¿Qué quiere que haga?. Recuerdo que soy químico.

Rajoy: Bueno. Tampoco se tome a mal que le haga la corrección. Tampoco sería de extrañar que un día desaparezca la prestación de desempleo y se sustituya por el fondo de capitalización individualizada, pero ni siquiera con el letargo social existente podríamos hacer un cambio tan extremo. Sin embargo, ya ustedes dieron el primer paso. Este fondo servirá para pagar parte de las indemnización por extinción de la relación de trabajo, ahorrando costes a la empresa, como se lee en la Disposición Adicional Segunda del Real Decreto Ley 10/2010. Eso debería saberlo su electorado, ¿no cree?.

Rubalcaba: No sabía que eso era así. La verdad.

Rajoy: Pues sí, señor González. De paso podrían decirle que la mayor rebaja de la prestación de desempleo la hicieron ustedes en 1992.

Rubalcaba: No lo sabía, señor Rajoy. Pero ustedes también hicieron una rebaja en 2002: no lo olvide.

Rajoy: Se confunde, señor Guerra. En 2002 no hicimos una rebaja, sino una modificación para que el trabajador despedido pudiera cobrar la prestación desde el despido y no tuviera que esperar a la sentencia.

Rubalcaba: Pero eso sería para ahorrar a los empresarios los costes de los salarios de tramitación.

Rajoy: Es verdad. Tiene razón.

Manuel Campos Vidal: señores candidatos, ¿están ustedes bien?.

Rajoy: Por supuesto, señor moderador. Déjeme que le pregunte al candidato del PP si ellos rebajarían la prestación de desempleo si ganaran las elecciones.

Rubalcaba: No lo hemos contemplado. En el programa, desde luego, no lo ponemos.

Rajoy: Eh. Pero en el programa de 2008 no registraron todas las medidas de recorte que han hecho… Se han justificado diciendo que el mercado reclamaba tranquilidad. ¿Cree usted que a partir del 20N el mercado no necesitará que lo tranquilicen?.

Rubalcaba: Tiene razón, señor Aznar. Nosotros no podemos descartarlo tampoco. Nos gustaría decirle a nuestro electorado que lo mantendríamos intacto, porque les gusta oir esas cosas, pero creo que es insostenible con las demandas que nos hacen los empresarios para bajar cotizaciones sociales y el peso que tiene este gasto con tantos parados.

Manuel Campos Vidal: No entiendo lo que ocurre. ¿Quiere preguntar algo más, señor Rubalcaba?.

Rubalcaba: Sí. Quisiera que el señor Rajoy nos confirme que bajaría la prestación de desempleo, alto y claro.

Rajoy (fuera de los efectos del suero de la decencia): Usted me atribuye cosas que yo voy a hacer, me atribuye intenciones, pero ustedes lo han modificado y tuvieron una huelga general en 1992. Y ahora han hecho una reforma laboral que nadie se la votó.

Rubalcaba (fuera de los efectos del suero de la decencia): Pero me quiere decir si van a cambiar el sistema de desempleo.

Rajoy: No. Ya se lo he dicho. Además… Ya le he dicho que miente. Que miente y que deja caer insidias.

Anuncios
Posted in: Política