España: un país de derechas

Posted on noviembre 5, 2011

30



Todavía no ha llegado el 20 de noviembre y no sabemos si realmente se cumplen las encuestas electorales que dan una victoria holgada al Partido Popular (unos 190 diputados frende a unos 120 del Partido Socialista Obrero Español, unos 20 de los nacionalismos neoliberales y 20 para los partidos antineoliberales (Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Amair, Bloque Nacionalista Gallego, Esquerra Republicana de Catalunya)). Por los resultados que se auguran ya hay voces que empiezan a opinar que España se ha convertido en un país de derechas.

Algunos cruzan esos pronósticos con datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que ha hecho una macroencuesta electoral con 17236 encuestas. En esa encuesta un 34,7% de los ciudadanos declara ser de izquierdas, un 32,4 de centro y un 16,4 de derechas. Hay quien se sorprende con el cruce de estos dos datos.

Mi percepción de nuestra España es muy diferente. Es un país exageradamente virado a la derecha, pero no porque según las encuestas vaya a votar ahora al partido más identificado con la derecha. Mi razón para pensar así es la elección estructural de partidos de derechas para los gobiernos local, regional y nacional en las sucesivas convocatorias. Casi un 90% de los votos en cualquiera de las elecciones van a parar al PP, al PSOE, a UPyD, a CiU, a PNV, a Coalición Canaria. Todos esos partidos practican en el gobierno el programa neoliberal, que se ha convertido casi en programa único. Luego nos quejamos de un modelo económico que no coloca a cinco millones de personas, de la precarización laboral, de los servicios públicos en retroceso, de las malas pensiones; mientras las élites económicas y financieras viven su mejor momento histórico.

Me dan pena las personas que se consideran de izquierda y apoyan como opción de izquierda al PSOE. Esa circunstancia da idea de la gran victoria de la derecha, pues en un amplio sector de la sociedad tiene sensación de ser izquierda y con la fe del carbonero dan su voto a un partido que ha demostrado sin equívoco su orientación política en los gobiernos; la enfermedad no se cura si no se diagnostica y trata.

En ese 34,7% de ciudadanos que se declara de izquierda también estarán los ciudadanos que simpatizan y votan con las formaciones antineoliberales (mucho más moderadas en el presente que en tiempo históricos previos), normalmente personas que se afilian a sindicatos más combativos que los mayoritarios, personas que participan en política a través de asociaciones, que acuden a las manifestaciones, que se preocupan por formar un espíritu crítico en lugar de dejarse arrastrar por el pensamiento malintencionado de la Cadena Ser, EL PAIS, Cuatro, La Sexta, Público, … Si esta actitud no cala profundamente en la sociedad, nos dirigimos a un espanto.

Anuncios
Etiquetado: , , , ,
Posted in: Política