¿UPyD es de derechas o es de izquierda?

Posted on noviembre 5, 2011

33



En un comentario en otra entrada un amable lector me indicaba que UPyD no era de derechas, donde yo la había situado. Le expuse que le justificaría mi calificación. En principio lo hice en una respuesta, pero quedó muy grande. Por eso lo traslado a esta entrada. Me interesan las opiniones. Cuando pueda leeré algunas manifestaciones de Rosa Díez en el Congreso para someter a prueba lo escrito en las siguientes líneas.

Intentaré expresar mi adscripción de UPyD a la derecha. En las propuestas de UPyD veo apuestas interesantes, pero graves lagunas y algunas apuestas de derechas. Con todo, quiero decirte tres cosas: el discurso subraya muchas veces las propuestas de derechas; quizá su líder visible contribuya a atribuirle esa adscripción; por ahora no ha gobernado, por lo que está más limpia que los dos grandes partidos.

– Su reforma electoral es democratizadora. Es de izquierda.
– Su antinacionalismo se parece demasiado al de la derecha de toda la vida.
– Su reforma del Senado parece apostar por mantener un Senado sólo para asuntos territoriales. Creo que es clamor su eliminación y la representación territorial con Conferencia de Presidentes o semejante.
– Su apuesta por laicidad es de izquierdas.
– Es monárquica. La izquierda normalmente apunta republicanismo.
– Es de izquierdas su propuesta de elección de cargos (CGPJ, Constitucional, Fiscal General).
– Es de izquierdas su propuesta para el referéndum y la iniciativa legislativa popular.
– Su propuesta fiscal pretende recuperar impuestos y acabar con el fraude. Es de izquierda.

¿No saben hacerlo de otra manera o no quieren hacerlo de otra manera? O lo que saben es realmente generar maniobras de distracción, macguffins para que hablemos de lo que no es, porque obviamente para combatir el déficit no es, ¿verdad, señora vicepresidenta? Frente a 60.000 millones de déficit 1.000 millones de recaudación, en el mejor de los casos, no parece que sea suficiente -¿no parece, verdad?- para combatir el déficit. No es para combatir el déficit. Además, efectivamente, está tan mal formulado que si realmente ustedes quisieran con este impuesto combatir las desigualdades desde el punto de vista fiscal, es decir que pagaran más aquellos que más tienen, también en eso han errado porque a través de las exenciones se saltan todas las grandes fortunas. Por tanto, tampoco es para eso. ¿Entonces para qué es? ¿Para utilizar el Boletín Oficial del Estado en campaña electoral? ¿Es que no han tenido bastante uso ya del Boletín Oficial del Estado? ¿Para engañar a los ciudadanos? ¿Para que nos distraigamos en aquello que no es del contenido? Creo que la gente se merece un respeto. Tenemos posiciones distintas, usted me ha oído desde esta tribuna plantear la necesidad de recuperar el impuesto de patrimonio y me ha oído desde esta tribuna plantear la necesidad de hacer una reforma fiscal a fondo, justa, progresiva, que sirva verdaderamente a los intereses de una política económica seria. Por cierto, una política fiscal única a nivel nacional, a nivel de España para favorecer una política fiscal única también a nivel de la Unión Europea. Pero esto ni forma parte de una reforma fiscal seria ni es un impuesto de patrimonio realmente progresivo, realmente útil que favorezca más la igualdad, la progresividad y la justicia. Porque, como usted muy bien sabe, este que hoy es un impuesto autonómico en el que las comunidades autónomas tienen incluso capacidad de reformar lo que hoy vamos a someter a aprobación, desde todo punto de vista, desde el punto de vista de las exenciones y del de los tipos, además puede favorecer la desigualdad y la deslocalización. ¿Realmente quieren -aunque ya no tienen tiempo- recaudar más? Si realmente lo hubieran querido, ustedes hubieran hecho algo para perseguir el fraude fiscal. Por cierto, no hace falta crear ningún instrumento nuevo…

– Su propuesta laboral se aleja de las tesis defendidas por los sindicatos, sobre todo en indemnización por despido o negociación colectiva. No menciona el fraude laboral. En el Congreso de Diputados, cuando rebajan la indemnización por despido o quebranta el convenio colectivo, su oposición consiste en decir que no es la reforma que precisa el mercado laboral, sin hacer ninguna mención a las medidas concretas que se aprobaban en el Real Decreto Ley 10/2010:

No es la que el país necesita, ni moderniza, ni clarifica, ni resuelve los problemas, ni los del empleo, ni los de la productividad y competitividad de nuestro país. Es una reforma basada en un modelo fracasado, en el modelo tradicional que en España ya ha fracasado y que mantiene la dualidad entre temporales y fijos. Es verdad que reduce la brecha, pero mantiene la dualidad y, con la reforma que nos proponen, lo que va a ocurrir es que la mayor parte de los nuevos contratos sean contratos temporales, como muy bien usted sabe. Por tanto, no resuelve, ni de lejos, los problemas que tiene la economía española y los problemas que tiene el mercado laboral en España. Es una reforma que, además, no aborda algunas cuestiones fundamentales, sustanciales como, por ejemplo, la negociación colectiva; la protección de los parados que agoten su prestación por la vía, por ejemplo, de un modelo como la RAI; no aborda la formación, ni la contratación a tiempo parcial; cuestiones todas ellas importantísimas que debieran formar parte de cualquier reforma del mercado laboral que se quiera llamar tal. Además, esta reforma -que se ha convertido como en el bálsamo de Fierabrás, porque, como los mercados la aplauden, ustedes están encantados e incluso sonríen- desorienta o nos hace olvidar que, por sí sola, tampoco sirve.

– No combate con energía las privatizaciones ni la bancarización de las cajas. Su compromiso con el sector público no es fuerte.
– No se opone con energía a los conciertos educativos.
– Falta de propuesta para la elevación del nivel de las pensiones. Silencio sobre la reforma realizada sobre las pensiones. En el Congreso su oposición al pensionazo no era muy inteligible:

Es una ley alicorta que no tiene otro objetivo que tranquilizar a los mercados; no afronta las reformas estructurales que ustedes mismos proclaman como necesarias; no se clarifica la separación de fuentes; el acceso a la jubilación se regula de forma poco flexible, fijando una edad legal máxima y rígida sin incentivar adecuadamente la vida laboral más allá de esa edad, que además se produce -como ha dicho otro portavoz antes de mi intervención- en un momento en el que se comunican jubilaciones anticipadas de cuantiosísimos recursos que pagaremos entre todos. Tampoco se favorece que con las reducciones pertinentes las personas que lo decidan puedan dejar el mercado laboral, o sea que abunda en la calificación de rigidez de la norma. No se afronta la baja tasa de actividad y el elevado desempleo de los mayores de 55 años, ya que no se penalizan las prejubilaciones, como acabo de señalar, no solamente no se penalizan sino que de alguna manera se incentivan. Se mejora la regulación de la jubilación parcial para evitar el fraude, pero siguen sin establecerse las medidas para que puedan acceder a ese tipo de jubilación anticipada los trabajadores de las pequeñas o las medianas empresas. No hay una sola medida concreta que garantice la sostenibilidad del sistema. No se abordan las reformas tan urgentes y necesarias como las de muerte y supervivencia.

– Mantenimiento de las medidas de excepcionalidad en la política antiterrorista. En eso UPyD quiere ser abanderada.
– Lucha contra la corrupción bastante clara.
– Silencio ante guerras y pertenencia a la OTAN.

Señorías, señor presidente del Gobierno, mi intervención es para dar apoyo a la solicitud que hoy nos ha planteado el Gobierno en relación con la ratificación de su intervención en cumplimiento de las resoluciones 1970 y 1973 de Naciones Unidas. […] Dicho eso, efectivamente aquí hay muchas incertidumbres -se han puesto sobre la mesa- y algunas certezas. Las incertidumbres tienen que ver con qué pasará mañana, si serán suficientes estas dos resoluciones para conseguir el objetivo que se pretende, que -se ha dicho- no es derrocar a Gadafi, pero todos nos preguntamos: Y si esto no es efectivo, ¿mañana qué haremos? Tendrá que haber otra resolución. Usted tendrá que venir al Congreso de los Diputados a plantearlo, o no. En fin, esas son las incertidumbres y muchas más que no tengo tiempo de expresar.

En resumen, se valora su regeneracionismo institucional, propio de los partidos pequeños, pero su líder es precisamente ejemplo de profesionalidad política. Su propuesta fiscal, sin mucha convicción, se acerca a lo que pide la izquierda, del mismo modo que en laicismo. Pero su propuesta laboral, su falta de compromiso con el sector público, su centralismo machacón, su insistencia en el ajuste por encima de la progresividad fiscal, su silencio con el imperialismo… Hace que parezca, sin las manchas del poder ejercido, la menos mala de las propuestas de derechas.

En el debate sobre la reforma constitucional, debate fundamental, UPyD se subió al carro de pedir el referéndum. Pero a principios de este año en una proposición de ley del PP a para reforzar la estabilidad presupuestaria, se mostró a favor de ésta:

Señorías, escuchando la intervención del señor Montoro sobre su reflexión preliminar y sobre su propuesta, he de decir que no puedo por menos que estar a favor de su propuesta de modificar las principales leyes que regulan el control de la estabilidad presupuestaria. Es un objetivo razonable, un objetivo siempre oportuno, y lo es particularmente en un momento de crisis económica como la que sufre nuestro país.

Para acabar pongo un vídeo que no tiene desperdicio. Una entrevista en Los desayunos de RTVE a Álvaro Pombo, candidato al Senado por UPyD. Le parece asumible que los mercados exijan la dimisión de los gobiernos si se tranquilizan los mercados, se manifiesta a favor del copago sanitario con argumentos peregrinos, no le gusta el término matrimonio para los homosexuales. A pesar de su edad demuestra una inmadurez sorprendente. La incorporación de personas populares sin formación ideológica deja al descubierto sus vergüenzas y miserias.

Anuncios
Etiquetado: , ,
Posted in: Política