Duran i Lleida: ministro de Aznar o de Zapatero

Posted on octubre 10, 2011

2



Duran i Lleida ha dicho: “En otros sitios de España, con lo que damos nosotros de aportación conjunta al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo“.

Esta opinión sobre los jornaleros que reciben el subsidio de desempleo agrícola, conecta con la política de recortes sociales que hace CiU en Catalunya, en educación, sanidad, atención a dependientes. CiU practica sin tanta máscara el neoliberalismo que el PSOE siempre negaría y el PP nunca reconocería. Cree en las bajadas de impuestos a los ricos, en la necesidad de la austeridad (de los pobres) o de las reformas laborales (para flexibilizar). Su ortodoxia neoliberal merece un monumento por su claridad.

En la declaración de rentas y bienes del diputado Duran i Lleida, dice que paga unos 45.000 euros de IRPF. Tal y como han diseñado el formulario para la transparencia, complican el conocimiento ciudadano excluyendo rentas de ese formulario, el dato de su IRPF es el que más nos puede orientar sobre sus rentas. Si a esa cuota se le aplican a la inversa los diferentes tipos de cada tramo, resultan una base liquidable de unos 120.000 euros. En cuanto a su patrimonio, declara un apartamento un apartamento en Lleida, un piso en Barcelona y una casa en Girona, así como varias plazas de aparcamiento. O sea, un patromonio acomodado.

Cuando viaja a Madrid para desarrollar su tarea parlamentaria, sus condiciones de vida son estas:

Foto de Duran i Lleida desayunando en un hotel. FUENTE: EL PAIS

Estancias muy acomodadas.

Este señor predica austeridad a los más humildes, mientras disfruta de una vida cómoda y de lujo. Los apretones de cinturón no son ni para él, ni para muchos de su casta política profesional al servicio de los grandes poderes, ni para la clase social para la que trabajan. Cuando se queja de que Cataluña aporta demasiado a las otras Comunidades Autónomas está pensando que la clase burguesa catalana tiene que perder parte de sus rentas, patrimonios, lujos, posibilidades de enriquecerse más para sostener las ayudas y los servicios públicos de otras regiones. No es un nacionalismo de pueblo catalán sino de clase burguesa catalana.

Su forma de vida es incoherente con lo que exige a la clase que sufre el paro, la precariedad laboral, la falta de apoyo institucional, la degradación de los servicios públicos (que son los únicos que se puede permitir). Para que vean lo extendida que está su forma de pensar sobre los sacrificios necesarios que deben asumir las clases trabajadoras, mientras políticos como él, empresarios con los que se reúne para inducir la política viven como viven, pueden escuchar como en una entrevista en Radio Catalunya (minuto 7) presume de haber sido invitado a ser ministro por dos partidos que ahora escenifican su indignación con las declaraciones de Duran i Lleida: PP y PSOE. Más allá de las dramatización de la escandalización, estos tres partidos coinciden en el planteamiento neoliberal de favorecer a clases pudientes y cargar a las clases populares con el peso de su avaricia.

Anuncios
Posted in: Política