La convergencia de la izquierda verde en Tenerife: recta final en riesgo de naufragio

Posted on octubre 6, 2011

9



En el proceso de convergencia de las izquierdas de Tenerife se iban encajando las piezas. A última hora parece que se ha identificado un escollo que puede ser insalvable. Izquierda Unida.  El 7 de octubre termina el plazo para presentar las coaliciones y parece difícil limar la discrepancia surgida.

Izquierda Unida Canaria pide la adscripción de los votos conseguidos por la coalición de izquierda de Tenerife a la coalición de Izquierda Unida de ámbito nacional. A ello se opone Alternativa Sí Se puede o Equo o los dos; no me queda claro.

¿Por qué quiere Izquierda Unida de Canarias la vinculación de los votos a la coalición nacional?. Para albergar más posibilidades de alcanzar el 5% que le permita hacer grupo parlamentario con seguridad.

¿Por qué se podrían oponer Si se puede o Equo?. Porque Sí se puede quiere un desligamiento de cualquier coalición nacional o Equo-Tenerife no entiende una adscripción de sus votos a una coalición que no se Equo.

En mi opinión, no hay nada negativo en la petición de Izquierda Unida de Canarias. Si se consigue representación, Izquierda Unida no reclama la adscripción a su grupo, con lo que podría asociarse a otro grupo o quedarse en el grupo mixto. Vista así las cosas no se entiende que la adscripción de los votos haga ningún perjuicio a nadie. Podría, en cambio, hacer un beneficio a quien pudiera constituir grupo parlamentario: Izquierda Unida o Equo. No sabemos los apoyos que pueda conseguir Equo en esta primera participación electoral. Es una incertidumbre. Por ello, parece de sentido que el beneficio de aumentar el porcentaje de votos en el conjunto estatal para superar el 5% se le atribuya en esta ocasión a la fuerza política que cuenta con posibilidades según los sondeos. Sería una pena que Izquierda Unida consiga ocho o nueve diputados y no pueda formar grupo por la falta de unas décimas de porcentaje. En Aragón o Las Palmas se ha conseguido.

Por el lado de Izquierda Unida podría llegarse al compromiso generoso de compartir con la coalición de izquierdas de Tenerife de algunos de los beneficios que se obtienen con la constitución de grupo parlamentario (en un porcentaje deducido de la aportación de votos de esta coalición) y de respetar su independencia. De este modo, se podría ceder alguna cuota de la financiación extra que se obtiene por la formación de grupo parlamentario, en proporción a la aportación de votos. Esta financiación se podría usar en el futuro para que esta coalición pudiera tener una presencia más visible en campañas divulgativas.

Izquierda Unida de Canarias, por su parte debe plantearse si por recuperar seis o siete mil votos fuera de la coalición, merece la pena debilitar la posibilidad de perder un representante antineoliberal en Madrid.

Es una pena que por una petición que no tiene perjuicios para nadie el acuerdo de convergencia, a 24 horas del cierre del plazo para constituir coaliciones, esté en peligro de zozobra.

Anuncios
Posted in: Política