Curbelo quiere ser Senador otra vez porque tiene grandes ideas para el progreso de la sociedad

Posted on septiembre 29, 2011

2



Curbelo tiene 56 años. Desde los 28 ejerce su profesión, “político”. La cuenta continúa en el Cabildo de La Gomera. Ha sido Alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera (Santa Cruz de Tenerife) durante el periodo 1983-1986. Es Presidente del Cabildo Insular de La Gomera desde 1991. No se crean que entre 1987 y 1991 estuvo en el paro, cobrando la prestación o el subsidio de desempleo. En esa legislatura ejerció de Diputado en el Parlamento de Canarias, donde también estuvo entre 2007-2008. Desde que fuera elegido el 6 de junio de 1993 y hasta su renuncia el 29 de julio de 2011 por el escándalo en la “Sauna” Gola, compatibilizó la Presidencia del Cabildo con el escaño de Senador. Recordemos que la renuncia sólo como senador se produjo por la presión del equipo del candidato Rubalcaba.

Según el Senado, Curbelo en los últimos tres años como Senador no tuvo ninguna iniciativa en la Cámara; sólo una intervención, para jurar el cargo. Mientras estuvo en el Parlamento de Canarias en 2007-2008 sólo tuvo intervenciones para la defensa de asuntos gomeros, pareciendo más un Presidente de Cabildo que un Diputado.

Teniendo en cuenta todo esto, me pregunto qué interés puede tener esta persona para demostrar un empeño tan grande por volver al Senado, siendo aclamado en los órganos insulares de su partido como candidato, presionando a los órganos regionales (que ya ha tenido líos suficientes con la suspensión autoritaria de las ejecutivas principales de Tenerife, las expulsiones en La Palma y en El Hierro), oponiéndose a la negativa de los órganos federales y amenazando con crear un partido personalista-socialista-insular para concurrir a las elecciones contra su partido.

Algunos políticos se han dedicado a la política porque no encontraban más oportunidades en el mercado laboral. Pero no es su caso, ya que tiene un puesto garantizado como Presidente del Cabildo. Además, le han valorado el patrimonio declarado en 3,5 millones de euros.

Por eso he llegado a la conclusión de que, pese a que en los años en los que hay datos no le ha interesado la actividad parlamentaria, debe tener grandes ideas para el progreso de esta sociedad. No me sorprende. En su partido hay grandes personajes con grandes carreras profesionales políticas con grandes ideas neoliberales.

Anuncios