El silencio de los ricos, en Informe Semanal, y el bipartidismo reinante

Posted on septiembre 26, 2011

8



El sábado hubo un reportaje sobre la contribución que hacen los ricos españoles para superar la crisis o aliviársela a quienes más la sufren. Empezó aportando datos sobre los ingresos públicos que se pierden por la baja presión fiscal, enflaquecida con reformas fiscales de los gobiernos del PSOE y del PP, o por la mala persecución del fraude. Junto a los hechos aparecía un señor que explicaba los inconvenientes que provocarían las medidas para corregir este problema, sobre todo la fuga de capitales.

Después hace un anuncio publicitario sobre la Fundación María José Jové, fomentada por uno de los hombres más ricos de España, como ejemplo de filantropía de los ricos.

El bipartidismo reinante no identifica la centralidad de este problema y no lo ataca. Forma parte del sistema, del que se beneficia con algunas migajas (la parte más suculenta se la lleva la parte empresarial del sistema) que caen de las mesas del banquete (remuneraciones de parlamentarios, pensiones de parlamentarios, remuneraciones de miembros del gobierno, pensiones de ex-miembros, puestos bien retribuidos en grandes empresas después de la política, puestos bien pagados como asesores para mucha gente del partido con los que se mantienen fidelidades, un prestigio social en el que importa más el puesto que ocupas que la calidad del ejercicio, … comisiones ilegales en cohechos, aprobación de las subvenciones para el sector en el que trabaja su empresa o conocimiento anticipado de nuevas subvenciones para crear una empresa en ese sector, tráfico con esa información entre amigos extendiendo la red clientelar, aprobación a la carta de disposiciones general o planes generales de ordenación). Una vida profesional-política cómoda y unas rentas que, sin alcanzar los niveles multimillonarios de los grandes empresarios,  multiplican la renta media per capita del país. Los medios de comunicación, las facilidades para el crédito que ofrecen los bancos a los grandes partidos y otras trampas bipartidistas del sistema electoral consiguen que el subsistema político dentro del sistema se reproduzca y nos conduzca por el mismo caminito de alargamiento de la brecha entre pobres y ricos.

Yo no quiero elegir entre dos opciones que hacen pujas de rebajas a los ricos en una subasta política, porque quien va a pagar el ascenso de esa opción al poder son los trabajadores que ven empeorar sus condiciones de trabajo y los ciudadanos  que sufren el deterioro de los servicios públicos.

Anuncios
Posted in: Política