Oligopolio de la seriedad electoral de PSOE, PP, CiU y PNV

Posted on agosto 7, 2011

7



El lunes 1 de agosto, Izquierda Anticapitalista denunció la aparición de un nuevo obstáculo democrático para los partidos sin representación parlamentaria: se les exige avalar la candidatura con las firmas del uno por mil de los electores de una circunscripción (la provincia) en el plazo cerrado de presentación de candidaturas. La Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero, por la que se modifica la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (Ley Electoral a partir de ahora) modifica los requisitos para la presentación de candidaturas en las elecciones generales, del artículo 169.

3. Para presentar candidaturas, las agrupaciones de electores necesitarán, al menos, la firma del 1 % de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción. Los partidos, federaciones o coaliciones que no hubieran obtenido representación en ninguna de las Cámaras en la anterior convocatoria de elecciones necesitarán la firma, al menos, del 0,1 % de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que pretendan su elección. Ningún elector podrá prestar su firma a más de una candidatura.

En el texto original de la Ley Electoral no establecía este requisitó a los partidos sin representación:

3. Para presentar candidaturas, las agrupaciones de electores necesitaran, al menos, la firma del 1 por 100 de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción.

En el estudio de la fabricación de esta modificación de la Ley Electoral se encuentra lo manifestado en la proposición de ley, presentada por los Grupos Parlamentarios Socialista, Popular en el Congreso, Catalán (Convergència i Unió) y Vasco (EAJ-PNV), el 20 de octubre de 2010.

El primero tiene que ver con la exigencia de avales, en términos de números de firmas exigibles a los partidos sin representación parlamentaria para poder presentarse a las elecciones, a fin de salir al paso de prácticas no admisibles desde la perspectiva de la seriedad del procedimiento electoral.

Pueden ver que la razón de creación de la barrera a las candidaturas es evitar “prácticas no admisibles desde la perspectiva de la seriedad del procedimiento electoral”. Para averiguar a qué prácticas se refieren habría que hacerle psicoanálisis a los grupos parlamentarios proponentes, ya que no hay pistas en la documentación de la Subcomisión sobre las posibles modificaciones del Régimen Electoral General, dentro de la Comisión Constitucional del Congreso de Diputados, creada a partir de una propuesta de 10 de septiembre de 2008.

La subcomisión se había creado para mejorar la representatividad (En el debate de investidura el candidato a la investidura José Luis Rodríguez Zapatero se había comprometido a hacerlo), pero concluye sin hacer ninguna mejora en ella y haciendo modificaciones de deterioro de la democracia como ésta. Pueden leer la mezquindad, en mi opinión, del representante del grupo socialista en el Diario de Sesiones del Congreso. Recordemos que el gran perdedor con la Ley Electoral actual es Izquierda Unida, que pierde 12 escaños.  Por su parte, CC-PNC, BNG y ERC ganarían un diputado. UPyD mejoraría en 3. Casualmente los proponentes y aprobadores de la modificación sin tocar la representatividad, son los que salen ganando la actual regulación de la distribución de escaños, lo que demuestra su seriedad.

Esta modificación ya había sido denunciada en diferentes foros. Desde la denuncia de Izquierda Anticapitalista, también Equo y el Partido Comunista de los Pueblos de España se han unido a la denuncia de la medida.

La modificación de la Ley Electoral es anterior al advenimiento del #15M. Precisamente, este tipo de comportamientos de los grandes partidos (PSOE, PP, CiU, PNV) con fe superficial en la democracia constata la necesidad de que el pueblo o la ciudadanía exijan mejoras en la Ley Electoral y en las democracias directa o participativa. Es indignante, otra vez, que unos partidos ya establecidos (PSOE, PP, CiU, PNV) se constituyan en oligopolio de la seriedad. Por el contrario, la necesaria reforma para acabar con el déficit de representatividad no es abordada por estos partidos “serios”.

Anuncios
Posted in: Política