A solas con el tiempo

Posted on julio 25, 2011

3



Cuando estoy en Juncalillo el tiempo parece diferente. Está más presente. No hay objetivos para cada una de las horas. Las horas se sienten menos presionadas o más relajadas y me devuelven un trato más cordial.
En las ciudades asfixiamos a las horas. Éstas vienen y se van y no nos dirigen una sonrisa, agobiadas por la prisa.
Recuerdo el prólogo de una canción en la que Victor Jara medita sobre esto mismo.

Anuncios
Posted in: Personal