La Ayuda Oficial al Desarrollo: el cuánto y el cómo

Posted on abril 4, 2012

7



En 2004, el PSOE se presentaba a las elecciones con este compromiso: “Incrementaremos la calidad y la cantidad de la ayuda oficial al desarrollo que España proporciona para alcanzar el 0,33% en 2006 y, como mínimo, el 0,5% al final de la legislatura y de esta forma hacer viable el compromiso del 0,7% en 2012. Aplicaremos una política más activa en materia de condonación y renegociación de la deuda”.

En el gráfico puede calcular sus cumplimiento. Como en los otros casos, en época de abundancia un gobierno psocialista puede exigir generosidad a los ricos a los que tanto sobra. En época de contracción de las rentas todo el dinero en escaso para saciar la sed de los ricos. Así, en el famoso primer gran paquete de recortes ocupaba un espacio destacado la disminución de la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Lo más extraordinario es que con ese indicador indicativo de la insolidaridad nacional el gobierno actual del PP plantea otro recorte en Ayuda Oficial al Desarrollo. El objetivo será superar a los países más insolidarios, que coinciden con los más desiguales.

Además de la cantidad es interesante saber la calidad. La organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo se quejan de la orientación egoísta que tiene buena parte de esta Ayuda Oficial al Desarrollo. Se usa para abrirle las puertas a las multinacionales que en el interior consiguen regulaciones ventajosas de tarifas eléctricas, prospecciones petrolíferas en alta mar, ayudas financieras. Se usó también durante la llegada de pateras, cayucos del continente africano para que los gobierno locales colaboraran en la obstaculización de los flujos migratorios: los infames convenios con Mauritania o Senegal.

El primer mundo tiene una deuda moral impagable con el tercer mundo, al queha  explotado (sus recursos naturales, el trabajo de sus pueblos, su medio ambiente, su soberanía) por los siglos. Ya ni siquiera se sostiene el aparentar solidaridad mientra se explota con ocultación. Más que Ayuda Oficial al Desarrollo se debería denominar Apariencia Oficial de Decencia. Algún partido se ha especializado precisamente en eso en aparentar oficialmente.

El movimiento social crítico, igualitario, libertarios, solidario, ecologista y pacifista que anhelamos debe tener bien claro que con las limosnas ni se tranquilizan las conciencias ni se resuelven los problemas. Más que en una ayuda de un 0,7% se trata de devolver la enorme deuda histórica de explotación, la correa corta para las multinacionales, la eliminación de la presión para que abran sus débiles economías a nuestras ansiosas mercancías, la condonación de deudas externas, …

About these ads
Posted in: Ética, Política